Los chicos están bien

Los chicos están bien

pOR mANUEL VILAS

iLUSTRACION Enrique Larroy © 2007



     (La "I Semana de la Poesía Última" reunió en Zaragoza a 20 poetas de la poesía española y de la poesía aragonesa. Dicho encuentro tuvo lugar en el eliotiano mes de abril: del día 13 al 19 de abril de 2007. Reflejo escrito de esa reunión en Zaragoza de poetas fue la antología "Los chicos están bien", editada y prologada por el poeta y narrador aragonés, Manuel Vilas , publicada en el sello Olifante (2007) con patrocinio del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón.

     Ambos acontecimientos, la celebración de la "I Semana de la Poesía Última" y la posterior publicación de la antología surgida de ella, concitaron indudable interés de público y en los medios de comunicación. Para intentar acercarnos a lo que han significado reproducimos ahora, en su casi totalidad, el sustantivo prólogo de Manuel Vilas para el libro y algunos de los poemas de los autores en él integrados. En el siguiente número de El Cronista de la Red se incluirán los que ahora no aparezcan.)





     Fueron días de lecturas y debates, días de amistad y poesía, días para el intercambio de opiniones, días para entender a los otros y entenderse a uno mismo, días de risas, días de copas, días de cenas en Casa Emilio, días que estuvieron bien. Los días, como los chicos, están bien.

     No está de más recordar aquí que esta I Semana de Poesía Última quiso ser una actividad cultural pensada para difundir la poesía española y aragonesa en la ciudad de Zaragoza. La poesía es una de las pocas formas culturales que ha resistido el embate de la mercantilización del arte y del pensamiento. Sea como fuere, estas jornadas quisieron apostar por la poesía en la medida en que ésta se ha convertido en un foco de resistencia ética y estética frente a cualquier tipo de alienación histórica. Lo que acabo de decir puede que sea cierto, pero no me convence. Como sugeriría una amiga mía, si uno se pone a hablar de artes que han resistido los embates del mercado, tendrá que colocar la poesía junto a la cerámica. No tengo demasiadas certezas sobre este asunto, pero desconfío de las palabras graves.

     Esta I Semana de Poesía Última eligió -elegí, y lo hice con todo el convencimiento del mundo, un convencimiento enamorado- el lema de "Los chicos están bien" como homenaje a una célebre canción de los años sesenta del grupo británico The Who, titulada "The Kids Are Alright". La canción de los Who fue en su día un lema de juventud, y también una muestra de rebeldía y de vitalidad, atributos siempre habituales de la poesía y de sus mejores tradiciones. Los Who retoman en sus últimos conciertos esta vieja canción para construir sobre ella una original y muy hermosa meditación sobre el tiempo y la vida y la cercanía de la muerte. A veces pienso que si el fantasma de Rimbaud hubiera tenido que reencarnarse en un cuerpo y en un espíritu del siglo XX, no hubiera escogido a un poeta al uso, hubiera tenido que escoger, casi seguro, a Sid Vicious o a alguien parecido. Me encantó la idea de que una canción de The Who presidiera un encuentro de poesía. Me sedujo. Me sentí alright. Quienes conozcan de lo que son capaces los Who cuando versionean "The Kids Are Alright" en sus últimos conciertos entenderán que mi deslumbramiento no es musical sino poético. Gran poesía. Whitmaniana poesía. Una celebración. Seguimos vivos y seguimos siendo los chicos que éramos. Estamos bien. Y el mundo sigue siendo una fiesta. Somos buenos. La bondad está bien.

     Fue la primera vez que Zaragoza acogió un encuentro de poetas tan jóvenes. Los poetas que participaron en esta Semana pertenecen a las recientes generaciones de la poesía española. Se quiso que hubiera representantes de todas las tendencias que en estos momentos nutren la poesía española: la poesía de inspiración metafísica, la poesía de la conciencia, la poesía de tradición clásica, la poesía más vanguardista, la poesía de indagación en el lenguaje, la poesía de denuncia social o la poesía del rock. Quizá todas estas tendencias ofrecen en su conjunto el panorama de la poesía española posmoderna.

     

     



Los chicos están bien
Seguir leyendo: Los chicos están bienSiguiente Página
Siguiente Página

© texto preentación 2007 Manuel Vilas, y de los autores de los poemas.

©2007 El Cronista de la red

Versión 15.0- Septiembre 2007