Mahabharata


Mahabhárata

rAFAEL LOBARTE



     El Mahabhárata es una de las más grandes empresas literarias concebidas nunca por el ser humano. Junto con el Ramáyana está considerada la pieza clave sobre la que se sustenta una de las culturas más singulares de nuestro planeta, la cultura india.

     Se trata de una epopeya extensísima pues abarca unos dieciocho volúmenes (unas ocho veces el tamaño de la Ilíada y la Odisea juntas), y que según la tradición fue escrita por Vyasa (poeta legendario donde los haya), al menos en una primera redacción, pues como en todo poema épico de origen popular que se precie, en esta obra se pueden advertir distintas manos, es decir, diversas etapas de composición que la convierten en algo absolutamente abigarrado y en el que campea a sus anchas la desmesura.

     Aunque en ella es perceptible una trama argumental dominante (la rivalidad entre dos ramas pertenecientes a una misma familia real), en torno a él se da tal amalgama de historias secundarias e inacabables digresiones (religiosas, filosóficas, políticas…), que la hacen en muchos momentos absolutamente inextricable.

     De este poema tan extenso como las olas del mar o las arenas del desierto (cito seguramente mal una cita de Borges), tan sólo existe una traducción completa en lengua inglesa. De él he elegido un episodio que aparece en el libro primero y que puede dar una cierta idea del tono de una obra asombrosa. Se trata de los cantos XVII al XIX que hacen referencia a dos motivos ampliamente representados en el arte figurativo hindú: en primer lugar el origen del universo, y en particular uno de los temas más significativos de la mitología del subcontinente, el Batido del Océano; y en un segundo una especie de Gigantomaquia, es decir, la lucha entre dioses y demonios por conservar la amrita o ambrosía, la sustancia que concede la inmortalidad incluso a los seres divinos. En ellos se pueden apreciar dos rasgos muy característicos del Mahabhárata: su maravilloso lirismo por un lado, y por otro su fuerte dramatismo. Respecto a este segundo elemento no hay que olvidar que más de la mitad de la epopeya está dedicada a la descripción de una batalla terriblemente destructiva.

     Por otro lado también en este episodio puede observarse, aunque sea de manera sumaria, ese estilo tan característico de la épica india, lleno de repeticiones, amplificaciones y estructuras formularias, en el que prima, al contrario que en el épica griega, lo fantástico sobre lo real, y que le prestan una sabor extraordinario.

     Para aquella persona que esté interesada en saber algo más o en leer algo más sobre el Mahabhárata, indicar que en español tan sólo se puede encontrar la traducción de unos cuantos episodios sueltos ("Nala y Damayanti" en Ediciones Cátedra, "Savitri: un episodio del Mahabhárata" en Ediciones del Oriente y del Mediterráneo -edición bilingüe-, o el "Bhagavat-Gita" del que existen en español numerosas traducciones), o una especie de recensión en dos tomos de muy escasa calidad. Además existe una versión bastante amena que recoge el hilo argumental de forma novelada llevada a cabo por el escritor indio R.K. Narayan y editada por Kairós.

     Asimismo en Internet se puede acceder a una página estupenda dedicada al poema, el cual aparece tanto en su lengua original (el sánscrito), como en una traducción clásica en lengua inglesa realizada a finales del siglo XIX.

http://www.sacred-texts.com/hin/maha/index.htm




Bhrama
Seguir leyendo: MahabhárataSiguiente Página
Siguiente Página

© texto 2008 Rafael Lobarte

©2008 El Cronista de la red

Versión 16.0- Enero 2008