Julio Antonio Gómez


LA ETERNA VOZ DE LA PASIÓN: 20 AÑOS SIN JULIO ANTONIO GÓMEZ

pOR Antonio Pérez Morte



     Esta primavera se cumplieron veinte años de la desaparición de una de las voces fundamentales de la literatura aragonesa contemporánea, la del gran poeta y editor Julio Antonio Gómez Fraile. Nacido en Zaragoza el 27 de Mayo 1933, en el seno de una familia pequeño-burguesa, vivió en un enorme caserón ubicado en la calle Doce de Octubre. Estudió en el Colegio de la Salle, y al finalizar el bachillerato continúo su formación y aprendizaje por sí mismo, de forma autodidacta. Quienes únicamente pudimos conocerle a través de su poesía, hemos tenido la oportunidad de recomponer su puzzle personal y su fisonomía psíquica, pieza a pieza, escuchando los testimonios de numerosos compañeros y amigos como Luciano Gracia, Guillermo Gúdel, José Antonio Rey del Corral, Rosendo Tello, José Antonio Labordeta, Benedicto Lorenzo de Blancas, José Ignacio Ciordia...

     Con las voces de todos ellos fuimos dibujando paso a paso su retrato: El de un niño grande, bromista, caprichoso, juerguista y derrochador, generoso e inteligente, de gusto exquisito, culto, nostálgico y sensible, amigo de sus amigos, homosexual perseguido, protagonista de una apasionada vida de leyenda alimentada a veces por él mismo. Una vida llena de profundos oscuros amores que le llevaron a vivir varios exilios y que le arrastraron en dos ocasiones hasta la zaragozana cárcel de Torrero.

     Este magnífico bardo es autor de una obra personalísima, original y sólida, que se caracteriza por una evidente parquedad expresiva y una aparente desatención formal, que contrasta con una sensualidad desbordante y una desbordada pasión: con ambos ingredientes alimenta un discurso rico en metáforas y plagado de simbología. Un discurso, que en los últimos años ha encontrado el soporte musical idóneo para hacerse oír a través de grabaciones digitales realizadas para discos de artistas aragoneses como Monte Solo o Labordeta.

     Julio Antonio Gómez, inició a mitad de los cincuenta su trayectoria poética introduciéndose en la mítica Tertulia del Café Niké, de la que muy pronto sería uno de sus miembros más activos y sin duda alguna su mayor animador. De su desmesurado ingenio partieron, a menudo, las fiestas más absurdas, las bromas más divertidas y el tono más jocoso. A mediados de esta década, 1955, escribe Los negros, una obra con la que obtiene el premio Doncel de de Oro, otorgado por la editorial barcelonesa Rumbos en la convocatoria del año 1959, aunque posteriormente nunca sería publicada y permaneció inédita hasta 1992, fecha en la que vio la luz gracias a uno de sus mayores estudiosos: Antonio Pérez Lasheras. Gómez dijo haber abordado la composición de este poemario "como exaltación lírica de las libertades y derechos del hombre de todas las razas".




     LOS NEGROS


Y, de pronto, en su cielo, en su piel, en sus pájaros,
en sus labios y dientes retumbó el desconcierto.
Y apareció el fusil y el látigo y la red
y el odio que extendía su aceite hacia las costas.
(El odio fue un fragante vestido de colores
a cuyo aroma nunca pudieron resistirse).
La más desnuda noche se fue desmoronando
sobre la selva intacta que se llenó de gritos.
Porque gritaron todos: Los ecuánimes belfos,
las axilas rasgadas, los élitros potentes,
los sexos violentados, las bocas rebatidas...
De nada les sirvió.
Fueron cayendo a trozos, uno a uno.
Supieron
de la soga y del garfio, del grillo y la cadena...
Cortaron los caminos, las ráfagas hermosas
que quedaban aún vírgenes.
Con sus máscaras blancas,
con sus metales negros, como dioses podridos
Fueron contaminando los más benditos seres.
La selva se erizó en cortantes aristas
de  sangre y de ponzoña.
De nada les sirvió.
De nada les sirvió, repito, porque nada
estaba preparado para un golpe tan brusco.
   
Las aguas se tiñeron de vísceras y asombros.
Sólo quedaba limpia la nieve en la montaña.




Dibujo en Papageno
Seguir leyendo: La eterna voz de la pasión ...Siguiente Página
Siguiente Página

© texto 2008 Antonio Pérez Morte

©2008 El Cronista de la red

Versión 17.0- Julio 2008