Antony and the Johnsons

Antony and the Johnsons - 2



     En "Rapture", una pieza en cuya sencilla instrumentación sobresale el claro sonido del arpa, el pesimismo se desborda en una especie de caída libre que no tuviera final:



"oh, mamá
lleva cayendo
cayendo mucho tiempo
y oh, papá
lleva cayendo
cayendo mucho tiempo
oh, mis amigos
les he visto caer
caer suavemente al suelo
como las hojas
las hojas caen
en silencio al suelo"



     En otras composiciones son apreciables imágenes que no carecen de brillantez:



"Mi corazón está roto
aquí en la copa de mis manos
De entre dedos partidos
se derrama sangre vieja"

     ("Deeper than love")



"Y sostengo tu ardiente corazón en mis manos
una supernova
una llama en el fuego
brillando en la oscuridad"

     ("Divine")



Por otra parte, la edición de la que dispongo cuenta con un material añadido de primer orden. Los tres cortes extra son, a mi modo de entender, cada uno en su estilo, extraordinarios. El primero de ellos, "I fell in love with a dead boy", es un tema notable con una letra realmente peculiar:



"Ahora les diré a todos mis amigos
que me he enamorado de un muchacho muerto
ahora diré a mi familia
ojalá pudierais haberlo conocido

Ahora escribo cartas a Australia
ahora arrojo botellas al mar
susurro el secreto en el suelo
nadie te apartará de mí

Me he enamorado de un muchacho muerto
oh, de semejante muchacho tan bello
Pregunto
¿Eres un muchacho o una chica?



Antony and the Johnsons


     En el segundo, "Mysteries of Love", una canción escrita por David Lynch y Angelo Badalamenti, la voz de Antony se muestra verdaderamente exquisita, alcanzando una cantidad y variedad de matices extraordinarias:



"A veces
el viento sopla
y tú y yo
flotamos
en el amor
y nos besamos para siempre
en la oscuridad
y los misterios del amor
se aclaran
y bailan
en la luz
en ti
en mí
y muestran
que nosotros
somos el amor"


     Finalmente, la tercera, "Soft black stars", una versión creo de una composición de David Tibet, parece una obra sacada del repertorio clásico:



"Los niños pequeños se acurrucan bajo tiernas estrellas negras
y si miras en sus ojos suaves estrellas negras
los liberan del libro la carta y la palabra
y les permiten leer el silencio bañado en tiernas estrellas negras
les permiten trazar lágrimas bajo tiernas estrellas negras
les permiten perseguir susurros y espantar a la noche
les permiten besar el aliento leve de tiernas estrellas negras
y les permiten cabalgar caballos acicalados por el viento y la nieve"






Antony and the Johnsons
Seguir leyendo: Antony and the Johnsons Siguiente Página
Siguiente Página

© texto 2009 Rafael Lobarte

Inicio

©2009 El Cronista de la red

Versión 18.0 - Enero 2009