Poemas - Almudena Vidorreta - 2


Yves Tanguy


Yves Tanguy. Sans titre. 1926. Cazeau-Beraudiere, Paris, France.


 
El día de mi muerte
estará lloviendo a cántaros.
Mis dos hijos me mirarán desde los pies de la cama:
ella, con la cabeza apoyada en mi pierna,
él, arañando las sábanas con disimulo y rabia contenida...
Es como su padre, pensaré,
es igual, igual que su padre.
Los tubos se acoplarán a mi nariz y mi garganta,
correrán cientos de sueros por mis venas 
y el último de los hombres insaciables
habrá hecho un par de llamadas inútiles
para decirles a todos que me ahogo sin remedio.
Miraré de reojo por la ventana inmensa
y veré cómo la tempestad golpea los cristales,
las gotas como balas anunciarán el final
y no tengáis miedo
porque él sabe lo que hay que hacer:
deslizará su nariz por mi cuello tembloroso
como tantas otras veces 
y me dirá al oído que niña, descansa,
pronto dejará de llover. 

© 2009 Texto Almudena Vidorreta

Poemas
Seguir leyendo: Llueve y no es octubre ni es otoño Siguiente Página
Inicio

©2009 El Cronista de la red

Versión 19.0 - Septiembre 2009