Rebetico, rembetico

Rebético - 2


     LOS REBÉTES


     De todos los músicos e intérpretes el más destacado es, sin duda, Vassilis Tsitsanis, el compositor de música popular más grande que ha dado Grecia. Dotado de un gran sentido melódico, sus canciones gozan de una enorme y merecida celebridad. No obstante, representa fundamentalmente una forma más evolucionada y menos tosca del estilo del que no nos vamos a ocupar aquí. Quien también goza de una justificada fama, y en este caso sí puede ser considerado como uno de los padres del estilo, es Markos Vamvakaris. Junto a él quiero asimismo destacar la singular figura de Anesti Deliás, en la brevedad de cuya vida queda reflejado todo el riesgo que suponía una existencia plenamente rebético.


Vassilis Tsitsanis

Vassilis Tsitsanis


     LOS CONTENIDOS DE LAS CANCIONES


     El rebético tiene como cometido principal servir de espejo al modo de vida del protagonista principal de las pequeñas historias que nos cuentan sus canciones, el "mangas", término que podría traducirse por "chulo", es decir, por el típico tipo duro que aspira a ser el rey en medio de un grupo de marginados. Su presencia en los "tekedes", los tabernuchos donde se bebe y sobre todo se fuma hachís, o en las cárceles a las que termina siendo llevado en su calidad de delincuente irredento; o la violencia individual o colectiva que despliega en un ambiente que se rige, en lo que respecta a las relaciones humanas, por un primitivismo que se puede apreciar también en su consideración del amor y las mujeres, son los elementos esenciales en torno a los cuales gira la mayor parte de los textos. Pero en ellos tampoco falta ni cierta solidaridad de clase por un lado, ni por otro, la presencia de la enfermedad (en particular de la tuberculosis que hacía estragos por entonces), y finalmente de la muerte, aunque el tema escatológico presente un aspecto en muchas ocasiones lleno de humor y sorna.


     LOS TEMAS


     Antes de entrar en materia una puntualización: las palabras griegas aparecerán a lo largo de esta página en una trascripción fonética que suele ser la más empleada internacionalmente


          1. El mangas.


     Casi todas las canciones rebético giran en torno de la figura del "mangas". Una de las más interesantes está compuesta por Anestis Deliás, "To Kutsavaki", ("El Bravo"), y se articula en una especie de duelo dialogado de una gran fuerza y dramatismo:


Mangas, para manejar
el cuchillo
es necesario que seas bravo
y tengas coraje para sacarlo.

A mí no me asustan estas cosas;
guarda tu cuchillo,
que seré tan bravo mangas
como para meterme en tu guarida.

Adondequiera que vayas tan sobrao
muestra tu bravura,
porque yo cuando me enfurezco me pongo bravo
y tengo un loco cuelgue.

Te lo digo para que no te pases;
porque, si no, iré como un bravo a machacarte
y, presentándome con mi pistola,
te humillaré.


To_Kutsavaki


Rebetico, rembetico
Seguir leyendo: Siguiente Página
Siguiente Página

© texto 2009 Rafael Lobarte

Inicio

©2009 El Cronista de la red

Versión 19.0 - Septiembre 2009