El Cronista de la red es una revista que, si fuera de papel, llevaría el lema: "se regala unida e inseparablemente con su número de Aragoneria". De esto se trata. Un suplemento de arte y cultura del web Aragoneria. Es un proyecto abierto, que permite, por estar en la Red, incluir permanentemente nuevos contenidos. Y se trata también de abrir las páginas a todo aquél o aquella que quiera publicar algo, ya sean escritos o imágenes de todo tipo. Creemos -angelicos- en la libertad que Internet nos da a cualquiera para decir y enseñar lo que queramos. Hoy por hoy, todavía éste es lugar para la libre expresión, y hay que aprovecharlo. Quedáis invitados, por tanto, a colaborar en El Cronista.

En este primer número incluimos una colección de fotografías originales -en el doble sentido- de Miguel Angel Latorre; los dibujos de José, Mario e Isamar, en la sección Nuevas Miradas, a la que podéis enviar dibujos o escritos de vuestros niñ@s, y solicitar que un profesional de la psicopedagogía os envíe particularmente un comentario sobre los mismos, o sobre cualquier tema de orientación infantil; os invitamos a pasear por la Calleja del Buen Pastor ; a conocer un documento aragonés del siglo XVI cuyo misterioso propietario quiso sacar a la luz pública remitiéndolo anónimamente a la Administración; podéis leer en el eSpacio de Creación la poesía inédita hasta ahora de Fernando Sarría, o una traducción original de Keats que hace Rafael Lobarte para los lectores de El Cronista; un texto de Buñuel de inquietante actualidad, o un poema publicado en 1958 por José Antonio Labordeta; os invitamos a conocer el último libro de Antonio Fernández Molina; a visitar selectas exposiciones; a seguir la pista de personajes que tienen algo que decir, especialmente acerca de esta nueva sociedad en Red, como Alfons Sart, de Adobe Ibérica (Photoshop, ¿les suena?); en definitiva, quedáis emplazados a ojear El Cronista de la red en El Cronista de la Red